domingo, 15 de noviembre de 2009

PRESENTACIÓN

Hace poco más de 45 años mi madre decidió, sin pedirme consentimiento ni opinión, traerme al mundo, en un lugar tan desconocido como Villajoyosa (Alicante).

Y como resulta que lo hizo a las orillas del que los romanos llamaban Mare Nostrum, y en zona entre rural y urbana, desde bien pequeñito una de mis diversiones fundamentales era observar cómo los pajaritos se las ingeniaban para vivir cada dia.

Los atractivos que me ofrecía esta habitual vigilancia de sus costumbres me llevaron, al ir comprendiéndolos, a respetarlos e incluso admirar su hacendoso tesón, de modo que sin apenas percatarme fuí admirando sus formas de vida y sus hábitos y rutinas.

Como no aprendí, a pesar de mis arduos intentos por lograrlo -según mi madre sigo siendo el niño capichoso de entonces-,a quedarme en la niñez, con el transcurso del tiempo comprendí que de algún modo necesitaba seguir acercandome a los pajarillos, y de ahí que ahora posea un modesto, aunque coqueto en opinión de quienes lo visitan, aviario.

La cria de aves me ha proporcionado, además de una gran satisfacción personal, conocer a otras muchas personas de idénticas inquietudes, y ello a su vez me ha llevado a dedicar más tiempo a mi afición del que mi esposa considera lógico y, naturalmente, necesario.

Así que aquí estoy, con el carnet de criador número 969Z en el bolsillo, pretendiendo ofrecer a quién se asome a esta ventana en la red una página atractiva.

Si has llegado a este punto en tu lectura, significará que ya has dedicado algo más de un minuto de tu tiempo a mis palabras, y te lo agradezco.

Si te sientes defraudado, te pido sinceras disculpas, pues de verdad que no era mi intención. Si, por el contrario, consideras provechosa la experiencia, te invito a que persistas y visites el resto de contenido.

En consecuencia, te aseguro que la intención exclusiva de este blog,y en consecuencia mi pretensión al elaborarlo, se limita a contar mi experiecncia como criador y compartirla con quienes gustan de esta afición.